Wilander: “Sólo Djokovic y Federer pueden ganar a Nadal”

Nadal y Djokovic en Madrid
Nadal y Djokovic en Madrid

El extenista sueco Mats Wilander, ganador de siete títulos del ‘Grand Slam, ha reconocido que en el próximo US Open son pocos los que tienen posibilidades de ganar a Rafa Nadal, pero a pesar de ello ve al serbio Novak Djokovic como principal rival a batir.

“Rafa es el favorito junto con Djokovic porque no va a perder contra nadie que no sea un gran jugador. No perderá contra nadie que no tenga un saque como Kevin Anderson o John Isner, y si juegas contra Nadal no te concede nada. Solo Novak, o quizás Federer si está a tope, pueden ganarle”, afirmó Wilander.

Nadal, que ganó el Masters 1.000 de Canadá en este mes de agosto, no participó en la última cita de Cincinnati para descansar con vistas del US Open, que comienza su fase final el 27 de agosto. “Sabe lo que está haciendo en términos de su cuerpo y de su tenis. Sabe lo que necesita para sentirse con posibilidades de jugar su mejor tenis en este próximo Grand Slam”, explicó el exnúmero uno del mundo, que actualmente trabaja como comentarista en Eurosport.

“Y eso para mí es lo que está haciendo. El hecho de que no haya jugado en Cincinnati significa que alcanzó el nivel en Toronto que necesitaba alcanzar. Ha tenido dos semanas para entrenar y seguro que golpeará la pelota muy bien y muy sólidamente en Nueva York”, destacó el campeón del US Open en 1988, que ve en la figura de Djokovic el rival a batir en esta edición.

“Cuando veo a Novak jugar, veo a otro jugador. No sé si lo veo más maduro, pero su juego sí ha madurado. Además, fuera de las pistas parece muy humilde y muy relajado, y ha encaminado su regreso por todo lo alto. En tres años podríamos debatir si es el mejor de todos los tiempos, pero obviamente eso te lo dan los números”, aseguró.

También ha tenido palabras con respecto a la recuperación de su lesión en el codo, que lastraron al serbio durante la segunda mitad del año pasado y principios de 2018, obligándolo a pasar por el quirófano. A pesar de ello, su reciente victoria en Wimbledon y en Cincinnati confirman que ya está en plenas condiciones. “Novak hizo un increíble trabajo, yo diría, en esconder el dolor que tenía en su brazo, y en ocultar también el efecto de la intervención quirúrgica, tanto a nivel físico como mental. Se debatía sobre si le quedaría mal el brazo, pero él hizo bien en no hablar abiertamente sobre ello, y no dar cabida a que la gente hable sobre ti y tus posibilidades de regreso”, destacó Wilander.

“Me gusta que no se haya quejado en absoluto, que no haya puesto excusas. Se operó y no estaba feliz jugando pero siguió y trabajó a través de ello con su entrenador. También su mujer y su familia estuvieron muy involucrados, como se pudo ver en Wimbledon. Estuvieron en las gradas todo el tiempo”, sostuvo, de quien recuerda ver jugar cuando todavía comenzaba.

Dejar respuesta