Una rivalidad ficticia en Son Moix

Desde el pasado año en Segunda se está intentando trasladar desde algún sector del entorno del Real Mallorca una rivalidad absurda y un enfrentamiento ficticio entre Vicente Moreno y Luis García Plaza.

Todo ello con el único objetivo de infravalorar la profesionalidad y la dedicación del técnico valenciano en sus años en la entidad mallorquinista. Un entrenador que, a nadie se le olvide, fichó por el Real Mallorca en Segunda B cuando contaba con ofertas de la división de plata del fútbol español y devolvió a la entidad mallorquina a la élite del fútbol español en sólo un par de años con dos ascensos consecutivos.

Vicente Moreno demostró su valía como entrenador y siempre fue respetuoso durante sus tres años en el banquillo del Real Mallorca. Por ello sería muy injusto que la afición mallorquinista no recibiera como se merece a uno de las figuras en el último lustro del club.
Es verdad que su salida no fue la más idónea y él no fue claro, pero su ciclo en el Real Mallorca había terminado y hubiera sido un error alargarlo. La relación con los gestores del club y la propiedad se había deteriorado tras un año difícil con puntos de vista diferentes. Finalmente no hay que olvidar que se fue pagando parte de su cláusula y perdonando parte de su sueldo.

Ese mismo verano llegaba Luis García, un entrenador que supo mantener lo bueno de la etapa anterior y que logró el ascenso a Primera con una excelente temporada. El madrileño se ha ganado a la afición con un talante más abierto que el valenciano y siendo menos estricto, pero también es verdad que todo le ha salido de cara y no se le ha visto en dificultades.

Luis García ha recogido el legado de Vicente Moreno y lo ha mejorado con herramientas de mayor experiencia y con una inversión mayor por parte de la propiedad en fichajes. ¿Qué hubiera hecho Vicente Moreno con dos laterales izquierdos idóneos y dos centrocampista con experiencia hace dos años?, nunca lo sabremos.

En definitiva, que Vicente Moreno fue fantástico en su día para el Real Mallorca y que debería contar con el respeto de la afición mallorquinista. Héctor Cuper y Luis Aragonés también se marcharon y nadie discute que fueron leyenda.

Por el bien del Real Mallorca deseamos que Luis García llegue a lograr tales éxitos.

Dejar respuesta