Un líder que no engancha

A falta de cinco citas para acabar el campeonato, el RCD Mallorca S.A.D continúa liderando el grupo III de Segunda División B con relativa tranquilidad. Sin embargo, la afición continúa sin acudir al estadio. Ayer, por ejemplo, no fueron ni 6.000. Y es que ahora, la entidad parece más pendiente de batir registros en las redes sociales que de convertir Son Moix en una olla a presión. Para que luego den lecciones de marketing…

Ante el Lleida, el club perdió una oportunidad de oro para espolear a sus sufridos seguidores sobre todo después de la mala racha que los bermellones arrastraban desde el último mes y medio. No se regalaron entradas ni tampoco se organizó ningún acto previo al partido. No obstante, tampoco es ninguna sorpresa.

Mientras la Federació de Penyes continua sin aparecer siempre quedará el gran consuelo de unos Supporters que nunca fallan y siempre animan. Si no fuera por ellos, Son Moix estaría siempre en silencio.

Dejar respuesta