¿Se ha reforzado bien el Real Mallorca?

Es difícil saber si el Mallorca se ha reforzado bien en este mercado invernal. Mientras por un lado nos queda una sensación de oportunidad desaprovechada para dar luz en alguna de las sombras del equipo, por ejemplo la creación, y no se ha conseguido lo más difícil del fútbol, que es “desfichar” (colocar a los jugadores a los que no vas a emplear), por otro lado es cierto que sí se han mejorado determinadas posiciones.

A falta de ver evolucionar a Angeliño, el Mallorca ha mejorado un puesto en el que estaba claramente cojo, el de lateral izquierdo, con la incorporación de Saúl, un jugador que en el poco tiempo que lleva ha demostrado ser más productivo y tener mejor actitud que Joan Oriol. En cuanto al medio centro, reconozco mi sorpresa por la llegada de otro pivote, una posición poblada en la plantilla, lo cual no quiere decir que no pueda ser un jugador que vaya a aportar al equipo. Sasa Zdjelar parece un jugador posicional  interesante, pero no es menos cierto que Álex Vallejo ha vuelto en una forma envidiable tras dos años sin fútbol. Por añadidura, es una zona del campo que cuenta con jugadores como Culio, Domínguez y Rodríguez. Si nos hubieran preguntado qué posición no se iba a refozar, seguramente muchos hubiéramos dicho el centro del campo.
La creación ha sido un problema desde el principio, pero muchos veíamos la solución unos metros más adelante donde el equipo necesita un último pase que le no ve con facilidad. También es verdad que el Mallorca abusaba de jugadores de cierta edad y evolución lenta en el campo, de ahí el apelativo de equipo diésel, y esto sí es algo imputable a la planificación del verano. El fiasco en esa zona este año es el parón en el crecimiento de Damià Sabater, un jugador que teóricamente debía dar esa verticalidad y profundidad al juego ofensivo, saber mejorar la construcción del juego, pero por lo que sea el mallorquín no lo ha hecho y no ha demostrado a los técnicos estar en disposición de dar eso ahora mismo, debe dar un paso más, y lo va a dar probablemente con esta salida al Lugo.
Por lo demás, si buscaban o no algo arriba no deja de ser parte de la forma de contar las cosas del consejero delegado Maheta Molango, obviamente si encontraban algo diferente arriba o que asegurara gol lo iban a traer, el Mallorca y cualquiera, pero se entiende que los rectores del club quieran arropar a sus atacantes, muy vapuleados este año por la opinión pública y publicada por la escasez de goles. Sinceramente creo que se encuentran en otra fase de rendimiento. Brandon debe reencontrarse con el gol, Lago superar el bache evidente en el que está, Lekic está en su mejor momento, y Dalmau algún día debería dar una alegría tras superar la lesión.
Queda ahora la difícil gestión del vestuario poblado y con pesos pesados quedándose fuera de la convocatoria como Oriol, Salomao y Óscar, gestión para el curriculum de Olaizola, un técnico que aun sin los resultados que quizá merece, está demostrando que tiene más capacidad de los que sin conocerle como entrenador opinaban sobre él.
Óscar Díaz no ha querido irse perdiendo dinero, normal en ese momento de su carrera,  es problema de quien le firmó y con ese contrato, no suyo. Hace un año se pagó una cláusula por él y se le dio un buen contrato, ni deja bien al club ni tampoco al jugador su rendimiento. Salomao otro jugador que está acomodado a una situación de segundón, y que debió dar el paso de salir, exactamente lo mismo que Joan Oriol. Pero no es fácil cuando estás en Mallorca irte a cualquier parte.
En resumen, el Mallorca, que está en mejoría de juego aunque no lo reflejen los puntos, ha mejorado en velocidad, algo muy importante para competir en la segunda, con jugadores como Saúl, Angeliño y James, a quien no me gustaría que se le cerrara la puerta.

1 Comentario

Dejar respuesta