Nico Sarmiento: “Me hubiese encantado irme con un título”

El meta argentino pone punto y final a su etapa como portero del Palma Futsal después de cinco temporadas. Sarmiento se despidió en un acto público acompañado por el presidente y el director deportivo. Se va con un equipaje cargado de buenos momentos, experiencias y con un gran crecimiento y con la espina clavada del título que se le ha resistido al club en esta etapa.

Es difícil decir adiós cuando eres alguien muy querido y cuando tu importancia va más allá de tu trabajo. Hay pocos deportistas profesionales que sepan crear una relación sentimental con un club y con una afición que vaya más allá de su valor como referente deportivo. Es una barrera que ha sabido superar Nico Sarmiento en sus cinco años como portero del Palma Futsal y, por ello, su despedida estuvo cargada de sentimientos y sensaciones extrañas por tener que decir adiós a uno de esos jugadores que dejan huella. El meta argentino ha dado una lección de profesionalidad en su etapa en Mallorca, de humildad, ilusión, ganas, ambición, solidaridad y compañerismo. Así se explica que la relación entre dos de los mejores porteros que luchan por el mismo puesto en un equipo acabe con una gran amistad dentro y fuera de la pista.

Nico se despidió en un acto realizado en el concesionario Automóviles Coll de Palma y con palabras de agradecimiento hacia el club por todos estos años. “Irse de un club profesional tan agasajado y sintiendo tanto cariño no pasa siempre, es un detalle que hay que reconocer, como otros detalles que el club ha tenido conmigo. Yo solo puedo agradecer porque hace seis años confiaron en mí cuando nadie más lo hizo, no lo dudaron, apostaron por mí. El deporte es así y a veces por mucho que queramos una cosa los caminos se separan pero sé que las dos partes estamos muy tranquilos y muy contentos por lo que ha sido mi etapa dentro del Palma” reconocía el argentino, que añadía que “el club al que llegué no es el mismo club del que me voy” y desvelaba que “me hubiese encantado haberme ido con un título, el que sea, habría sido tremendamente ilusionante para mí, siempre lo tuve como un objetivo. Yo creo que no se dio porque el deporte no es solo querer, esforzarse y hacer las cosas bien, hay may cosas que juegan y los otros equipos también hacen su parte. En estos años hemos dado todo por llevar al club a lo más alto, para tratar de acercarnos a ese objetivo, hemos estado muy cerca pero siempre intentando con ganar y siempre me brindaron las mejores herramientas para crecer y tuve el privilegio de ver como este club crecía”.

Nico Sarmiento ha madurado todas las cualidades como portero que ya deslumbraron a la secretaría técnica del club cuando apostó por su fichaje hace cinco años. Ambos han crecido de la mano, una relación sana y de la que todos han aprendido mucho. “Ver como crece desde dentro es muy bonito. Yo me siento un privilegiado por haber vivido todo esto aquí, estoy muy agradecido. No sé que sería de mí si no hubiera pasado por el Palma pero tampoco quiero saberlo porque estoy muy contento con esta etapa. Siempre les voy a desear lo mejor porque sé lo mucho que se trabaja aquí y siempre les voy a desear cosas muy bonitas. Esperemos que la ilusión la puedan alcanzar porque lo vienen mereciendo desde hace tiempo. Les agradezco que me hayan dejado ser parte de esta familia” admitió
No es sencillo que en el deporte profesional te hagas querer y te quieran, que te ganes a la afición y a todos los que rodean a un club y eso lo ha conseguido el meta argentino. “El cariño con el que me voy de aquí no le pasa a mucha gente en los clubes profesionales. Es lindo que te sitúen entre los mejores de la historia del club. No es solo lo deportivo, el vivir un crecimiento de una entidad que sigue con mucho trabajo, humildad, sacrificio y sentirse parte de esa historia es muy lindo. A mí me hace muy feliz y contento haber sido parte de todo esto y que yo valoro mucho” aseguró.

Sobre los recuerdos que se lleva en el equipaje, destaca un ejemplo que escenifica el crecimiento en estos cinco años: “Una de las cosas con las que me quedó es que cuando llegué uno de los objetivos era ganarle un partido a un grande porque se había hecho la mejor temporada cuando llegué pero no se había ganado a ningún grande y ese año le ganamos a los grandes y nos metimos en la final de la Copa. Desde el día de la primera charla hasta el día final ha creció y ha mantenido ese crecimiento hasta hoy” reconocía.

Dejar respuesta