Marcos Dreyer: “No nos podemos creer que somos favoritos”

Marcos Dreyer tienes los pies en la tierra. Sabe que las dos victorias conseguidas son importantes pero no sirven de nada si no se lucha cada partido. Estamos ante una de las temporadas más complicadas por el nivel de las plantillas de la Superliga, que ha aumentado su nivel de forma considerable con la llegada de jugadores extranjeros que pueden marcar diferencias en cada partido.

El Urbia U Energia ha iniciado el curso con dos grandes resultados pese a que el partido frente a L’Illa Grau no dejó las buenas sensaciones del debut en Ibiza. La exigencia es máxima en el vestuario balear sabiendo que ganar cada partido va a costar mucho y huyen de las etiquetas que les cataloguen como uno los llamados a ganar títulos este año. “Os tengo que confesar que tengo mucho miedo del partido del Barça. Hemos funcionado bien hasta hoy pero el Barcelona nos puede ganar tranquilamente” asegura el técnico, a la vez que afirma que “nosotros no podemos creernos que somos favoritos, no tenemos por qué ser favoritos. No nos podemos equivocar”.

En este sentido, reconoce que “no disfrutamos la victoria frente a LÍlla Grau porque nos ponen como favoritos pero nosotros no nos lo podemos creer” y añade que “no disfrutamos y no se vendió como una victoria importante. No es verdad que tenemos que ganar la liga, podemos ganar pero no es una obligación. No puede ser una presión añadida. Trabajamos desde la humildad” y admite que “la equivocación ante L’Illa Grau fue creernos que tenemos las armas para hacerlo mejor. Y en el momento que no lo hacemos bien hay que saber sufrir. Tenemos un equipo para dar espectáculo pero cuando no lo das hay que ganar tres puntos, darse un abrazo y todos felices”.

Dreyer sabe que cuenta con una plantilla competitiva pero es una más de las plantillas de nivel que hay este curso, muchas de ellas con un presupuesto bastante superior al cuadro balear. “No nos podemos equivocar en el planteamiento porque es una liga muy dura, con plantillas muy reforzadas. Hay que dar un paso adelante pero la liga es más fuerte. Todos los equipos tienen tres extranjeros en pista. Habrá equipos que descenderán con cinco extranjeros. Es una liga que se plantea muy dura” manifiesta. Sobre el partido del próximo domingo ante el Barcelona reconoce que “el Barcelona tiene una gran plantilla y voy allí sabiendo que es un partido muy difícil. Sé que puedo perder en Barcelona, de hecho, ya lo hicimos y contra un equipo peor que el de ahora. Veo el partido muy complicado porque encima tienen otro fichaje que ha llegado. Lo veo muy complicado. Para mí fue una sorpresa que ganaran en Illa Grau porque es un partido difícil. El Barcelona tiene buen nivel en su plantilla. Prefiero equivocarme pero planteo un partido difícil”. Dreyer reconoce que “estaré feliz si ganamos 3-2 en Barcelona. Hay que ganar para seguir colgados”.

Dejar respuesta