El Atlético Baleares no levanta cabeza. Situado en la penúltima posición de la clasificación del Grupo Tercero de Segunda B con 24 puntos, el equipo de Manix Mandiola está a siete puntos de la plaza de promoción que actualmente ocupa la Sociedad Deportiva Formentera.

La salvación está complicada pero matemáticamente quedan muchas posibilidades. Quedan 10 jornadas que serán auténticas finales. El Atlético Baleares tiene por delante cuatro partidos contra rivales directos por la salvación y tres de ellos son los tres próximos encuentros de liga.

Así, el equipo dirigido por el técnico Manix Mandiola se tiene que enfrentar al colista de la categoría, el Deportivo Aragón, al Peralada, situado en la decimoquinta posición y al antepenúltimo clasificado, la Penya Deportiva Santa Eulària. Además, el Atlético Baleares también deberá jugar contra la Llagostera, equipo que ocupa también posiciones de descenso a Tercera.

Cuatro partidos que pueden dar alas al Baleares o bien, acabar de hundirlo en la clasificación. Cabe destacar que seis de estas diez finales serán en casa. Un punto que puede ser positivo para el conjunto ‘balearico’ ya que contará con el apoyo incansable de su fiel afición. Pero, por contra, los números del Baleares como local no invitan demasiado al optimismo debido a que el equipo de Mandiola sólo ha ganado cuatro partidos en 28 jornadas y de ellos, uno ha sido como local. El Formentera ha sido el único equipo que no ha logrado llevarse ningún punto de Son Malferit.

Con todo, el Baleares no pierde la esperanza y luchará por mantener la categoría con todas sus fuerzas, agotando todas sus posibilidades. Este domingo a las 12.00 horas puede dar el primer paso hacia la salvación si gana al Deportivo Aragón.

Precisamente este martes, el club ha mandado un mensaje motivador a través de sus redes sociales:

Dejar respuesta