L’Ajuntament de Palma cierra 27 pistas deportivas temporalmente por el COVID-19

Tancament Son Oliva

El Ayuntamiento de Palma ha decretado, de forma temporal, el cierre de 27 pistas deportivas municipales exteriores situadas en diferentes puntos de la ciudad:

Son Cladera, El Pil • Lari, Dr. Alexander Fleming, Exteriores Son Moix, Virgen De Lucas, Can Caimari, La Riera, Can Baró, La Fertilizadora (Son Costa), Son Rullán, Orson Welles, Madre De Dios De La Victoria, Jorge Luis Borges, Can Tarres, Son Perera, torre D’En Paz, Bosque Sa Ribera, Sagrado Corazón, Reina Sancha de Nápoles, Can Simonet, La Riera EV, Son Ximelis Parque, Aparcamiento Manacor, Bosque Sa Ribera, EEV, Son Oliva, Pista Can Cota y Pista de Establecimientos, con el objetivo de reducir al máximo la transmisión del virus y minimizar su impacto en la salud y en la sociedad.

Únicamente en el caso de las pistas exteriores de Son Moix, se podrá autorizar la reserva previa para prácticas deportivas que puedan garantizar la distancia de seguridad de 1,5 m.
Esta medida se ha tomado dada la actual situación de incremento de la transmisión del Covidien-19, que hace necesarias restricciones a las situaciones que presentan un mayor riesgo de contagio, y garantizar adecuadamente las medidas sanitarias encaminadas a evitar que la infección extienda.

Distancia de seguridad de 1,5 m
El decreto municipal de cierre se fundamenta, entre otras, en las resoluciones de consejera de Salud y Consumo, que determinan que, para la práctica de deportes, es necesario respetar la distancia de seguridad de 1,5 m, como también determinan el conjunto de normas de ocupación máxima en función de la superficie y las características de cada espacio deportivo.
De este modo, la práctica de deportes colectivos y de contacto no se puede llevar a cabo en instalaciones deportivas si no se puede garantizar el cumplimiento de las medidas de seguridad aprobadas por parte del Gobierno de las Islas Baleares.

Protocolos del IME
Por parte del Instituto Municipal de Deportes se ha ido adoptando una serie de protocolos, en fecha 22 de junio, 30 de junio y 31 de agosto, para adaptar la práctica deportiva a las nuevas restricciones para la contención del Covidien-19, decretadas por el Gobierno autonómico.
Como el objetivo prioritario de las administraciones públicas es velar por la salud de las personas, la obligación del Ayuntamiento es adaptar los servicios y las actividades municipales a lo que han acordado las autoridades sanitarias, dada la necesidad de tomar medidas de contención del Covidien-19.

Antecedentes
El decreto se fundamenta también en los criterios de los consecutivos acuerdos adoptados por el Consejo Interterritorial del Sistema Nacional de Salud, posteriores al plan para la transición hacia una nueva normalidad, dictado por el Ministerio de Sanidad.
Para alcanzar el objetivo es de reducción de la transmisión del virus, las instituciones deben estar preparadas para responder en cualquier escenario de riesgo para la salud pública, y es necesaria la coordinación y la toma de decisiones conjunta en función de los diferentes escenarios.

Dejar respuesta