La UD Ibiza vuelve a coger ventaja en Tercera

UD Ibiza jugará en Segunda B
UD Ibiza jugará en Segunda B

El conjunto de Toni Amor sigue decidido a terminar esta temporada como primer clasificado (así se programó al principio de campaña).

Este fin de semana vencieron, no sin problemas, al Son Cladera de Isidro Marín (1-2), que lucha por salir de la ‘zona caliente’. Hay que recordar que con el panorama que se ve en la Segunda División “B”, el fútbol balear puede salir muy perjudicado, aunque como siempre habrá que esperar al final de la temporada regular para conocer qué equipos conseguirán el ansiado ascenso o ‘bajan a los infiernos’.

El liderato un poco más holgado del equipo ibicenco se dio por el empate, ante todo pronóstico, del filial mallorquinista frente al Santanyí (1-1). Otro equipo ‘metido en el ajo’ del descenso. Mismo resultado en Can Fetis entre Binissalem y Poblense. El conjunto de Óscar Troya vio como se le escapaban los tres puntos en el último suspiro. Miguel Forteza consiguió el gol para los hombres de Luis Espinosa que se sitúan en la doceava posición con 33 puntos.
No pudieron salir las cosas mejor para los de Can Misses, ya que el cuarto clasificado, el Alcúdia, cayó derrotado ante el Platges de Calvià (1-2). Un conjunto, el de Carlos Martínez, que con tres victorias consecutivas se acercan nuevamente a la zona de promoción. Esta derrota la aprovechó el Felanitx de Jaume Mut que últimamente no acumulaba buenos resultados. Este fin de semana consiguió una victoria de mérito ante el Ibiza Sant Rafel (0-2).
En cuanto a la zona de abajo. El Petra consiguió un punto más para el casillero. Los de Eladi Huertas se trajeron un ‘pequeño botín’ de tierras menorquinas, (2-2) frente a un Mercadal en serios problemas, es penúltimo con 22 puntos. El único de la zona de descenso que consiguió los tres puntos fue el Collerense que venció a domicilio al Ferriolense (0-3), y ve un poco más cerca el objetivo de la salvación.
La zona media se va a convertir en una auténtica liga a parte, la Regional Preferente en la Tercera División. En prácticamente tres partidos está el descenso de la ‘zona tranquila’ y por descontado habrá pelea hasta el último momento para conseguir la permanencia. En esa situación se encuentran: Santa Catalina, que sumó tres puntos importantes ante el Esporles (1-0); el Manacor, equipo que consiguió la victoria ante el Constància (2-1) y el Llosetense, que perdió ante otro de los “perjudicados” por la Segunda División “B”, el Serverense (0-1).

Dejar respuesta