La UD Ibiza sigue sin ganar en casa en Segunda (1-1)

La UD Ibiza y el Real Oviedo firmaron tablas este sábado en el estadio de Can Misses, con un duelo muy equilibrado, que comenzó con los celestes ganando en el primer tiempo y con los asturianos empatando en la segunda parte e incluso poniendo contra las cuerdas a los locales en los últimos minutos.

El encuentro sirvió para constatar que el Ibiza, recién ascendido a Segunda División, sale al terreno de juego sin miedo al rival y, si bien sigue invicto, aún debe corregir algunos errores y debe demostrar que puede ganar en casa.

La escuadra ovetense, por su parte, saltó al terreno de juego con la clásica fórmula de Ziganda del 4-4-2 que esta vez no le resultó útil y vio cómo su racha, tras los triunfos de las dos últimas jornadas, quedaba atrás en el campo ibicenco.

Los asturianos fueron superiores en una segunda parte en la que apretaron a los locales hasta el último minuto sin conseguir a la postre el tanto del triunfo.

El Estadio Municipal de Can Misses tuvo que esperar hasta el minuto 36 para estrenar el marcador con un gol de Javi Lara, tras superar a un Femenías que no pudo evitar que el esférico fuera a parar a la red. Un remate de derecha desde el interior del área colocó el balón cerca del primer palo, dando a los celestes el primer tanto del partido.

Sin embargo, en los primeros 20 minutos del encuentro ni los de Cuco Ziganda ni los de Carcedo encontraron ocasiones claras para llegar a puerta.

Si bien es cierto que el Oviedo alcanzó penetrar en el área contraria en más ocasiones, el peligro siempre fue escaso. Los asturianos comenzaron con una mayor posesión del balón y cortando acciones del equipo local, que tuvo un arranque algo errático, aunque sin sufrir en defensa.

La actitud de los celestes cambió justo antes de la pausa de hidratación, logrando poner en juego los automatismos del técnico Carcedo. Una escuadra ibicenca más coordinada y con jugadas estudiadas dieron su primer resultado en el minuto 29 cuando Goldar, con un remate de cabeza, provocó la primera ocasión clara que el meta asturiano pudo despejar.

Tras el aviso de Goldar y la pausa del minuto 30 llegó el primer tanto de los locales, de Javi Lara. La escuadra carbayona respondió incrementando su juego ofensivo pero se fue al descanso sin lograr variar el marcador.

En la segunda parte, el equipo balear, que fue creciendo en ataque y posesión, estuvo a punto de lograr el dos a cero con un remate del polaco Mateuzs Buguzs, con la izquierda, desde fuera del área, pero, por contra, en el minuto 72 de partido, un remate de Brugman al segundo palo logró superar al guardameta local, igualando el marcador no sin dudas. Y es que el colegiado reclamó revisar la acción, que finalmente el VAR validó.

Tras el tanto, el Oviedo tomó la iniciativa, aunque el Ibiza no se quedó atrás y también tuvo ocasiones. Los locales sufrieron el ataque de los carbayones, que estuvieron a punto de sentenciar el partido con un remate de Jani Montiel.

Dejar respuesta