La lluvia y el asfalto impiden la celebración del Gran Premio en Silverstone

El GP suspendido por la lluvia
El GP suspendido por la lluvia

La lluvia y el nuevo asfalto “ahogaron” los ánimos de la organización del Gran Premio de Gran Bretaña en el circuito de Silverstone, que fue cancelado por el peligro del agua acumulada en determinados puntos del trazado y que lo hacía impracticable para el motociclismo.

El caos vivido en la jornada previa, con el grave accidente del español Tito Rabat, que tuvo que ser operado de urgencia en el Hospital Universitario de Coventry y no regresará a España como muy pronto hasta el próximo jueves o viernes, cuando se considere que están estabilizadas sus lesiones, ha pesado como una losa a la hora de adoptar una decisión con la que se quiere garantizar la seguridad de todos los pilotos.

Dejar respuesta