José Tirado: “Hay que tener paciencia, cualquier desición ahora sería errónea”

José Tirado en el Palma Futsal
José Tirado en el Palma Futsal

El director deportivo del Palma Futsal manifiesta la intención del club de apurar las opciones de terminar la competición siempre y cuando las autoridades sanitarias lo permitan. Por eso pide paciencia para tomar una decisión que podría ser precipitada y errónea. Sobre el futuro se muestra prudente ante la incertidumbre que genera el Covid-19 y asegura que se trabaja con muchos posibles escenarios.

Tirado compareció junto al presidente de la entidad, Miquel Jaume, en una rueda de prensa virtual y en la que expresaron que el deseo del club es que no se tomen decisiones precipitadas que luego puedan resultar equivocadas porque hay mucho tiempo por delante y nadie sabe lo que va a ocurrir. Por eso, Tirado también es de los que cree que ahora toca priorizar lo que diga Sanidad, que sean las autoridades las que marquen la hoja de ruta y en el momento que se levante el Estado de Alarma tomar las decisiones. Si llegado ese momento se puede, el director deportivo también es partidario de que finalice la competición por respeto a todos pero siempre y cuando las autoridades lo estimen oportuno. “La intención del Palma es volver a jugar y entendemos que hay tiempo, al menos, para tener un poco de paciencia. Tomar algún tipo de decisión ahora sería un error. El primer paso es esperar que se levante el Estado de Alarma y ver que decreta el Consejo Superior de Deportes. Y luego será momento para hacer lo posible para terminar la competición si fuera factible”, explicó el director deportivo del Palma, que añadió que con esta idea “la plantilla sigue trabajando con el preparador físico por si se vuelve a reanudar la competición estar lo más preparados” posible para competir al más alto nivel. En este mismo sentido, confirmó que los jugadores del conjunto verde pistacho comparten la idea de disputar lo que resta de curso: “Los jugadores tienen predisposición total para terminar la temporada. Ellos saben lo importante que es para el club y creo que no tendríamos ningún tipo de problema con los contratos. Lo más importante ahora es volver a entrenar. En ese momento se podrá valorar si se tiene que jugar todo o solo el playoff. Hagan lo que hagan no estarán todos contentos”. Toda la situación que se vive en la actualidad deja abiertos muchos interrogantes en distintos ámbitos del panorama deportivo. Desde el Palma Futsal se apuesta por la prudencia y la tranquilidad. Uno de los aspectos a resolver con el paso de las fechas la situación de los jugadores que terminan contrato el 30 de junio, así como las cesiones, en el caso de que se decida alargar el final de la temporada 2019/20. Tirado revela que “el Barça hizo una propuesta con el apoyo de muchos clubes para terminar la temporada en junio y el playoff en julio con reducción de partidos” que coincidió con el comunicado de la RFEF en la que no queda claro si incluye la Primera División de fútbol sala” y que genera todavía más incertidumbre en las directivas.

Esta situación tiene paralizado cualquier movimiento a la espera de novedades y de que se empiecen a despejar las primeras dudas y, con ello, los siguientes pasos a seguir. “Es un escenario complicado. Ahora queremos estar tranquilos y no queremos iniciar negociaciones hasta ver el escenario que hay. Ahora negociar con un jugador que acabe contrato el 30 de junio no tiene sentido. Si se oficializa que se va a jugar hasta el 15 de julio nos sentaremos con los jugadores que acaben contrato, ahora no tiene sentido. Intentamos estar tranquilos y trabajar para la normalidad del club dentro de los condicionantes que hay. De momento no nos planteamos nada hasta que sepamos que va a suceder con la competición. Nosotros no pondremos pegas si hay que extender las cesiones de Ximbinha y Catela. No nos gustaría que nos lo hicieran a nosotros faltando dos o tres partidos para acabar”. Como consecuencia, el mercado de fichajes y las confecciones de plantillas de cara al próximo curso ahora mismo están totalmente en un segundo plano a la espera de ver las consecuencias que puede tener la crisis económica que producirá la emergencia sanitaria provocada por el Coronavirus. “La incertidumbre es un problema para los clubes. Nadie mueve un hilo ni quiere mover fichajes porque no sabemos si el año que viene mantendremos los patrocinadores, las subvenciones, si tendremos más o menos socios. Estamos en una incertidumbre total que tienes que plantear diez escenarios. Seguramente a final de junio tendrás un escenario más amplio para poder ver. El deporte balear va a salir muy tocado porque en la última crisis los clubes tenían una aportación muy alta de las instituciones y estas dijeron que se tenía que trabajar con el sector privado. Hemos sido un ejemplo de salir a la calle a convencer a las empresas e intentar que el 70 u 80 por ciento sea de capital privado pero ahora el patrocinio privado va a salir perjudicado. Aquí m­­­uchas empresas viven del turismo”, relató Tirado.

Son situaciones que a día de hoy quedan todavía muy lejanas aunque no hay que descuidarlas sin dejarse llevar por las múltiples rumorologías hasta que haya comunicación oficial. Uno de los escenarios de los que se habla es de poder iniciar el próximo curso a puerta cerrada en función de como avance la emergencia sanitaria. Para el Palma Futsal es trascendental su afición y por eso muestra su deseo de que la situación permita poder volver a acoger a su hinchada en Son Moix cuanto antes. “Nos encantaría que la temporada que viene se volviera a la normalidad y que pudiéramos tener a la mejor afición del mundo con nosotros. No nos gustaría empezar la temporada sin público y sobre todo con lo que significa nuestra afición”, explicó.

Dejar respuesta