El entrenamiento en la edad escolar

Los doctores Tomeu Marí y Teo Cabanes
Los doctores Tomeu Marí y Teo Cabanes

El entrenamiento intensivo en niños en edad escolar es un tema controvertido y polémico. Diversos estudios realizados por múltiples autores defienden o atacan, de una manera apasionada, este tipo de entrenamiento intensivo en edades tan tempranas.

Por una parte, la detección precoz de talentos deportivos a temprana edad puede hacer que sea una táctica necesaria, por otro lado hay que valorar de una manera muy seria si los efectos positivos y adversos pesan de igual forma en la balanza y analizar la gran diversidad de factores, no solo del desarrollo físico del niño en periodo de crecimiento, sino también de su evolución psicológica y social.
Hay algunas especialidades concretas como la gimnasia deportiva y rítmica, natación, esquí y otros, en los cuales será preciso una iniciación precoz, una catalogación temprana de talentos deportivos y un entrenamiento específico intenso en la infancia.

ESPECIALIDADES DEPORTIVAS.

En otras especialidades deportivas ni siquiera se plantea este tema. Pero ante todo hay que preguntarnos: ¿vale la pena? Seguramente la respuesta sería diversa según el ángulo de donde se mire y estamos convencidos de que entrenadores, médicos deportivos, padres y los propios atletas, tendrían opiniones diversas y por lo tanto muy respetables y dignas de análisis.
Por todo lo cual vamos a intentar dar luz a los diferentes factores, positivos y negativos a los que puede dar lugar el entrenamiento intensivo en edad escolar.
Hoy en día desgraciadamente, apenas se distingue entre el entrenamiento para niños y para adolescentes, a pesar de que existen diferencias en cuanto a método, contenido y carga de trabajo.

Entrenamientos en niños.

Fundamentalmente el entrenamiento en niños, si lo tratamos de un modo general, tiene una serie de finalidades que varían en etapa evolutiva, desde la psicomotrocidad básica a los movimientos técnicos más especializados. Pero siempre debe adaptarse a los procesos evolutivos fisiológicos y de maduración del niño. Es interesante buscar una adaptación del entrenamiento con las actividades escolares propias del niño, para conseguir en lo posible su desarrollo global-físico-intelectual. Asimismo, es imprescindible en todo tipo de entrenamiento intensivo o no, buscar motivaciones de aprendizaje y rendimiento de tal manera, que no se convierta en una tarea árida y monótona en la cual el niño se adapte bien.

Tres tipos de entrenamiento para la edad escolar son:

Entrenamiento básico: Con el se pretende conseguir el desarrollo de un base física variada para los diferentes deportes que en el futuro podrá elegir el niño, centrándose en la coordinación psicomotriz y en el desarrollo de la resistencia.

Entrenamiento desarrollo: En éste se inicia la especialización en un deporte o disciplina concretos, desarrollando la condición física específica y táctica básica.

Entrenamiento de alto rendimiento o intensivo: Es el que vamos a tratar con más profundidad y está dirigido a la optimización de la forma deportiva máxima, siempre enfocada a la alta competición.
Aún en casos de entrenamiento intensivo especializado es aconsejable no abandonar el aprendizaje psicomotriz hacia otros campos deportivos y es recomendable una formación pluridisciplinaria a fin de conseguir un desarrollo físico armónico, buscando otro deporte complementario aunque no se realice en plan competitivo ni intensivo. Al ir aumentando la edad del niño irá incrementando progresivamente su entrenamiento específico intensivo.

Dejar respuesta