El Palmer Alma Mediterránea regresa ante el CB Almansa

El Palmer Alma Mediterránea Palma regresa a la competición mañana domingo a las cinco de la tarde en el Palau d´Esports de Son Moix enfrentándose al CB Almansa con Afanion en un partido en el que el equipo entrenado por Pau Tomàs y Álex Pérez buscará la que sería su segunda victoria de la temporada.

Sin poder contar todavía con Sean Mcdonnelll y Olle Lundqvist, ambos están a la espera de pasar una prueba PCR que les permita volver al trabajo con el resto del equipo, el conjunto palmesano tiene el claro objetivo de volver a la competición con un triunfo que certifique el buen trabajo que ha hecho la plantilla tras volver a los entrenamientos una vez pasado el obligado periodo de confinamiento en casa por el positivo detectado en el club hace ahora varias semanas.

Con el 2020 a punto de finalizar, en el vestuario del Palmer Alma Mediterránea Palma se tiene muy claro que lograr mañana el triunfo ante un rival tan exigente como es el CB Almansa con Afanion supondría una dosis de moral importante de cara a las próximas jornadas de competición en las que el equipo balear se enfrentará al Covirán Granada, Real Murcia y ZTE Canoe, éste último partido marcará, además, el inicio de la segunda vuelta de la temporada para los mallorquines. “Vamos a enfrentarnos a un equipo muy compensando en todas sus líneas. Cuentan con amenazas exteriores y también con amenaza en el juego interior. Los cuidamos mucho en todos los partidos pero en este en especial debemos cuidar mucho los pequeños detalles y en eso hemos estado trabajando esta semana, en reforzar ese cuidado de los pequeños detalles”, explicó en la previa del encuentro Pau Tomàs, técnico del equipo y es que el cuerpo técnico del equipo ha trabajado a fondo durante estos días con el equipo para subrayarles la máxima con la que se inició la temporada y que debe mantenerse en todos los encuentro que no es otra que la de mantener un nivel alto de concentración los 40 minutos de partido.

Para este partido, el Palmer Alma Mediterránea Palma recupera a Diego Rivas, ya recuperado de su lesión y espera poder contar con Pol Figueras que arrastra unas molestias y con Oliver Gehrke, el último fichaje del equipo que se ha incorporado esta semana a los entrenamientos junto al resto de sus compañeros. “Nos va a ayudar seguro, tiene una gran intensidad en defensa y buena mano en el tiro de 6,75”, dijo Pau Tomàs el viernes del jugador sueco.

Dejar respuesta