El Palmer Alma Mediterrànea Palma viaja a Almansa en busca de la novena victoria

Si hay un partido que ha quedado marcado en la memoria del vestuario del Palmer Alma Mediterránea Palma es el jugado en la primera vuelta con el C.B. Almansa con Afanion. El equipo balear encajó una dura derrota por 73-97 que provocó una reacción total en el seno del vestuario mallorquinista.

De hecho desde ese partido el equipo creció de manera absoluta enlazando un total de siete victorias en los ocho últimos partidos y situándose de lleno en la pelea por cerrar esta primera fase del campeonato en la zona alta de la clasificación certificando así su permanencia en la categoría y accediendo al grupo de ascenso. Esa misma buena dinámica que viene manteniendo el equipo en estas últimas jornadas es la que quiere prolongar el conjunto entrenado por Pau Tomàs y Álex Pérez en su visita a un rival sumamente complicado para así poder seguir soñando con la posibilidad de acabar la temporada en los puestos que dan derecho a jugar en el grupo de ascenso a la ACB.

De cara a este encuentro, el Palmer Alma Mediterránea Palma no va a poder contar todavía con la presencia de Karamo Jawara. El jugador noruego está evolucionando de manera positiva de su lesión y seguirá trabajando durante estos próximos días en los que no habrá partidos al llevarse a cabo los encuentros de selecciones de las ventanas FIBA para poder estar cuanto antes a disposición del cuerpo técnico. Tampoco estará ya Oliver Gehrke puesto que el jugador sueco ha causado baja en el club.

El rival es un C.B. Almansa que llega al encuentro con un balance de ocho victorias y cinco derrotas teniendo en cuenta, eso sí, que al conjunto entrenado por Rubén Perelló le quedan aún partidos aplazados por disputar que podrían hacer variar su actual clasificación. Los manchegos cuentan con una plantilla en la que destacan jugadores como el ex capitán del equipo palmesano Carles Bivià, Thomas Cleary, Nikola Cvetinovic, Chema González Albaladejo o Sergio Mendiola. Una victoria mallorquina le daría al equipo la posibilidad de dar un paso importante en sus aspiraciones y le permitiría afrontar el parón con las mejores sensaciones posibles.

Dejar respuesta