El Palmer Alma Mediterránea Palma busca en Alicante el primer triunfo de la temporada

Pasadas las dos primeras jornadas de la LEB Oro, el casillero de triunfos del Palmer Alma Mediterránea Palma sigue en blanco.

Tras caer en casa del ZTE Real Canoe, el equipo de Pau Tomàs y Álex Pérez jugó un gran partido en casa ante el Bàsquet Girona pero la excelente actuación coral del equipo no se vio premiada con la que podría haber sido primera victoria de la temporada. Mañana, a las 20.45 horas, el equipo palmesano tiene una nueva oportunidad de poner por fin la cruz en su lista de victorias ante un HLA Alicante que, sin duda alguna, será una notable piedra de toque para los mallorquines que llegarán al Pedro Ferrándiz con la firme idea de llevarse el triunfo al zurrón y confirmar así la más que evidente progresión que se pudo ver en el enfrentamiento contra el Bàsquet Girona de este pasado domingo.

“Vamos a jugar contra el HLA Alicante, un equipo que, por la elaboración de plantilla que han hecho, sea de los más fuertes de nuestro grupo pero también de toda la LEB Oro”, ha indicado Álex Pérez entrenador del Palmer Alma Mediterránea Palma que ha admitido que el partido será “un partido durísimo ante un equipo que cuenta con el que probablemente sea el mejor base de toda la LEB Oro como es Pedro Llompart y con Pitts que es un jugador excepcional. Quizá sea uno de los partidos más duros que disputaremos este año”.

Pese a que el buen trabajo del equipo se vio evidenciado con la aparición en el quinteto ideal de la jornada dos de la LEB Oro de Ronnie Harrell Jr. , Karamo Jawara y Jacobo Díaz, este último siendo además MVP de la jornada, Pérez ha querido dejar claro que lo que importa no es lo invidividual dentro del vestuario. “Eso para nosotros es anecdótico porque al final perdimos el partido y la victoria era muy importante y creemos que nos la merecíamos”, ha señalado el técnico añadiendo que “nos faltó ajustar los balones perdidos y sobre ello hemos trabajado durante esta semana para que no nos vuelva a ocurrir. Los jugadores están evolucionando. Los entrenamientos son muchos y muy fuertes y ellos están respondiendo perfectamente. Para nosotros la derrota es una motivación para ganar el siguiente partido.

Ha subrayado Álex Pérez el alto nivel de concentración de su equipo. “Nosotros no nos fijamos al rival. Durante la semana lo respetamos entrenando muchísimo pero el día del partido no lo respetamos. Ellos son el rival pero nosotros también jugamos contra nosotros. Tenemos que hacer nuestro juego en defensa y en ataque y corremos como tenemos que correr y cuando paramos logramos ese ‘timing’ que para el partido y te hace volver a jugar, cualquier equipo, sea cual sea la plantilla, va a tener muchos problemas.

Dejar respuesta