El Palma Futsal quiere regresar al triunfo ante el Peñíscola en Son Moix

El Palma Futsal recibe al Peñíscola Globeenergy en Son Moix con el objetivo de ganar tras la primera derrota del año en la pista del Barça. Los isleños han cedido el liderato por primera vez en dos meses y medio y ahora ocupan la tercera plaza. El gol, la cuenta pendiente para mejorar. El rival llega con necesidades y con entrenador nuevo.

La Primera División regresa a Son Moix con una nueva puesta en escena del Palma Futsal en su reto por mantenerse en la zona noble de la mejor liga del mundo. El cuadro balear ha perdido el liderato de la competición después de dos meses y medio en la cumbre y ha descendido a la tercera plaza tras la derrota de la semana pasada en Barcelona pero sigue con todas las opciones por luchar por estar entre los mejores al final de la fase regular. La falta de puntería penalizó a un equipo que volvió a competir a un gran nivel y que ve como la falta de efectividad en muchos partidos ha penalizado en exceso.

El partido de este sábado (12:00 horas / streaming IB3) frente al Peñíscola Globeenergy es un nuevo examen para superar el principal aspecto a mejorar en un curso de sobresaliente en la Liga para un equipo que ya ha demostrado que es capaz de ganar a cualquiera si afina la puntería. El duelo de esta jornada no será más sencillo por mucho que no sea un rival directo. Peñíscola llega con necesidades y con Carlos Sánchez como nuevo inquilino en el banquillo en un cambio que puede servir de motivación extra para un rival que le ha complicado mucho la vida al cuadro balear en las últimas temporadas. El Palma Futsal quiere recuperar su fortaleza defensiva para evitar que vuelen más puntos de Son Moix en lo que resta de temporada y así mantener el pulso por la Liga en la que se ha rebelado la nueva clase media. Jimbee Cartagena, Levante y Palma Futsal han cogido prestadas las posiciones habitualmente reservadas para los tres grandes y quieren asestar un golpe al poder establecido. Están en el camino pero los grandes han comenzado a despertar de su letargo y ya asoman en el retrovisor con la amenaza de recuperar el trono asaltado por los rebeldes. El conjunto balear está a dos puntos del líder aunque con un partido más que los dos primeros. Llega el momento de la verdad y en el que se escribirá el desenlace de la temporada y los de Antonio Vadillo no quieren despistarse ni un segundo y mantener los argumentos que les han llevado a sobresalir durante todo el curso como uno de los mejores equipos en defensa y sobre ella quiere seguir creciendo y reforzando su posición y su candidatura para el futuro playoff.

El técnico no podrá contar con Mati Rosa, lesionado de larga duración pero recupera a Carlos Barrón tras superar el Covid19 en las últimas semanas y recibir el alta médica el pasado miércoles. El meta apenas habrá podido entrenar dos días con el equipo pero está listo para estar en la convocatoria para el partido.

Dejar respuesta