El Palma Futsal busca la primera victoria del año sin público en Son Moix

El conjunto balear quiere dar continuidad a la victoria conseguida en Sevilla a principios de mes y recuperar la fortaleza en casa.

Primera partido del año sin público en la grada por primera vez en toda la temporada por las restricciones debido al auge de la pandemia en Mallorca. Higor se estrena con el Palma Futsal una vez que tiene toda la documentación en regla.

El Palma Futsal vuelve a escena este sábado (18:00 horas) en la Primera División de fútbol sala tras el descanso de la semana pasada y con el objetivo de dar continuidad a la victoria conseguida frente al Real Betis hace quince días en el primer partido del año. El triunfo supuso un punto de inflexión tras unas fiestas amargas y el equipo ha trabajado a destajo para recuperar su mejor versión y aprovechar los dos próximos partidos en casa para recuperar la fiabilidad mostrada durante gran parte del curso. El Palau Municipal d’Esports de Son Moix ha sido una fortaleza inexpugnable en los últimos años y a ello se aferra el equipo liderado por Antonio Vadillo desde el banquillo pese a que no podrá contar con la ayuda de su afición. El partido se jugará a puerta cerrada debido al aumento de los casos positivos de Covid-19 en Mallorca y que ha obligado al Govern Balear a aumentar las restricciones hasta el punto de cerrar los espectáculos deportivos al público. Esto supone que el Palma Futsal perderá uno de sus grandes puntos de apoyo como local ya que la afición mallorquina siempre ha respondido como un jugador más y arropando al equipo cuando más lo necesita. Es otro aspecto más que deberá superar el cuadro balear en los próximos partidos. Curiosamente las tres derrotas ligueras cosechadas esta campaña han sido en casa por lo que el Palma necesita ganar frente a Pescados Rubén Burela para recuperar su estatus habitual en su feudo. Es el último partido de la primera vuelta y la oportunidad de reafirmar el cambio de tendencia, encadenar la segunda victoria consecutiva y asegurarse alcanzar el ecuador de la temporada en la zona noble de la clasificación.

El Palma Futsal afrontará dos partidos en casa de forma consecutiva, un aspecto que quiere aprovechar para mantenerse entre los mejores una vez que consiguió con creces el primer objetivo del curso de clasificarse para la Copa de España. De hecho, el conjunto palmesano ha estado toda la temporada en la zona alta de la tabla aunque ha perdido el liderato recientemente una vez que el Levante UD ha recuperado algunos de los partidos pendientes. La temporada es muy exigente y extraña y el Palma Futsal ha conseguido ser bastante regular hasta la fecha. Este sábado recibe al Pescados Rubén Burela, un equipo que este año ha dado un salto cualitativo en su plantilla con refuerzos como el de Diego Quintela, que el pasado verano dejó Mallorca para recalar en el conjunto de su tierra, y otros dos exjugadores del club como son David Pazos y Javi Rodríguez. El Palma luchará contra un duro rival y contra sí mismo y la ambición de recuperar su mejor versión sobre el parqué. Los de Antonio Vadillo son el segundo equipo menos goleado, solo superados por Movistar Inter, que tiene dos partidos menos, aunque se han visto penalizados en sus registros por las dos derrotas de final de año.

Dejar respuesta