El Palau d’Esports de Son Moix presentó el cuarto lleno de la temporada

La afición del Palma Futsal volvió a responder a las mil maravillas en una de las citas marcadas en rojas como es la visita del Barça.

4.000 aficionados volvieron a abarrotar el Palau Municipal d’Esports de Son Moix y es la cuarta vez que sucede en lo que va de temporada. Una vez más, la afición mallorquina volvió a jugar un papel importante ante uno de los grandes del fútbol sala nacional y confirmaron la gran simbiosis que existe entre el equipo y los hinchas, que jugaron un papel clave para que el equipo rozara la victoria ante el todopoderoso Barça.

Dejar respuesta