Édgar y Borja Sánchez, bajas en el Real Oviedo por coronavirus

El Real Oviedo reanudó el trabajo este lunes con las ausencias de Édgar González y Borja Sánchez, bajas que se mantendrán en los próximos días tras confirmarse sus positivos por COVID-19 en las pruebas a las que fueron sometidos los futbolistas del equipo asturiano antes de la vuelta a los entrenamientos.

Ambos jugadores están aislados en sus domicilios y han confirmado ellos mismos tanto el resultado positivo de sus pruebas como su estado de salud, que es bueno en ambos casos, aunque Borja Sánchez ha mostrado algunos síntomas de la enfermedad.

“Llevaba unos días en aislamiento domiciliario por precaución, con síntomas leves, pero me encuentro bien y estoy siguiendo las indicaciones de las autoridades”, señaló el delantero en un comunicado oficial publicado en las redes sociales del club.

Además del pivote, que ya era baja para el duelo ante el Mallorca por sanción (domingo, 21 h), y del extremo ovetense, Ziganda contó con dos ausencias más en la sesión de este lunes: Simone Grippo y Gabriel Brazao.

El central sigue recuperándose de unas molestias que le hacen trabajar al margen desde antes del parón navideño, mientras que el portero brasileño tiene un permiso especial del club, lo que explica que no se haya reincorporado aún al trabajo en El Requexón.

La plantilla oviedista, que contó con la presencia de Prada, Cueto, Joselu y Ugarte en la primera sesión del día, volverá a ejercitarse en sesión vespertina (16 horas) con el objetivo de recuperar sensaciones antes de la visita del Mallorca al NMR Carlos Tartiere el próximo domingo.

Dejar respuesta