A Dios rogando y con el mazo dando

Casi nada ha cambiado desde que hace 4 temporadas el Real Mallorca SAD juega en Segunda: final e inicio de primera y segunda vuelta con el equipo en situación complicada, en descenso o casi, al igual que sucede en la actual con sólo 25 puntos, tiene en propiedad plaza de Segunda B.

Salvo en la primera campaña en Segunda, ya van para cuatro años, que el Mallorca sumaba 34 puntos en la jornada 24 (la misma jornada que ahora) y pensaba más en ascender que en descender.

Con el paso de las temporadas y con los numerosos cambios de jugadores (más de 60), entrenadores (diez en total), y también de propietarios (cuatro propiedades distintas), la mala situación económica y deportiva no ha variado nada. O ha ido a peor.

¿Y qué hacer ahora? ¿Rezar a la Virgen para ganar al menos 9 partidos de los 18 que restan? Es que si no se ganan esos 27 puntos, que sumados a los 25 actuales darían 52, el Real Mallorca podría dar con sus huesos en Segunda B al acabar este ejercicio. Javier Olaizola dijo que a partir de ahora para ganar un partido habría que: “Rezar a la Virgen…”. Pues le recordamos al sustituto de Fernando Vázquez, que hay un dicho como este: “A Dios rogando, pero con el mazo dando”. Además de rezar, el entrenador vasco tiene que coger el mazo o su ADN particular y conseguir que la plantilla de profesionales que tiene a sus órdenes  ganen partidos y eviten la catástrofe deportiva y económica a la que está abocado ahora mismo el club. Solamente con rezar no se le ganará al Rayo, Gerona, Tenerife, UCAM, Lugo, Huesca, etc. Con un poco más de trabajo, interés, entrega y ganas, se podría conseguir.

1 Comentario

  1. Sr. Oleaga, ya esta bien, Girona, que cabezota es, no hay ningun periodista, en todo el pais que lo diga, y tambien es Lleida, y no Lerida, patetico.

Dejar respuesta