Bale y Borja Mayoral evitan una noche trágica en el Bernabéu

Bale y Borja Mayoral
Bale y Borja Mayoral

El Real Madrid empató 2-2 ante el Fuenlabrada y se clasificó para los octavos de final de la Copa del Rey gracias a la aparición de Gareth Bale, que regresó de su lesión para despertar a su equipo y evitarle un sofoco ante un rival que dignificó al fútbol tras firmar un gran partido ante un gigante.

El conjunto blanco jugó con fuego hasta la última media hora, momento en el que reapareció Bale después de dos meses ausente por lesión. La salida del galés al campo apagó un posible incendio y ayudó a Borja Mayoral a lucirse con un doblete que dio la vuelta al marcador tras el tanto de Luis Milla en la primera parte.

Dejar respuesta