Bajada a la tierra

Aridai marca el gol del empate
Aridai marca el gol del empate

Después de que la semana pasada ante el Zaragoza tocásemos el cielo la jornada presente nos devuelve a tocar el suelo; no he visto el partido de la semana anterior por motivos de viaje, de ahí que no hubiese hecho ningún comentario, pero al parecer de todos los comentarios leídos y oídos fue genial y todo el mundo ya estaba haciendo las cuentas de la lechera.Pero la leche hay que ordeñarla todos los días, en este caso jornadas, y no se puede uno descuidar.

Planteamiento de 4-5-1 con la ausencia nuevamente en el once titular de Aridai, que sigo sin entender muy bien; quizás esté muy ciego y no vea las cosas que aporta Leo Suárez; no dudo de que pueda ser un excelente jugador pero si nos remitimos a los hechos demostrados creo que el canario tiene mucho más peso en la balanza. Y claro ocurre que el Córdoba se adelantó, merecidamente porque fue más decidido desde el principio a buscar la portería contraria, y nos obliga a hacer un cambio ofensivo y cuando la lógica, siempre la lógica, nos invitaba a pensar que el cambio en la segunda parte sería el de Aridai por Leo, Vicente Moreno quiere apostar un poco más y retira a Baba, que aunque hizo un par de partidos muy buenos, me sigue pareciendo, de momento, menos consistente que Pedraza. Creo que no fue acertado, aunque sí fue positiva la entrada de Aridai, para mí se descompuso el centro del campo y más cuando a continuación se retira Leo y entra Abdón. El último cambio de Salva por Estupiñán fue obligado y ahí no se puede decir nada.

Es verdad que la segunda parte fue más entonada, con mucho más corazón y empuje, obligados por el resultado que nos hacía arriesgar más y al Córdoba replegarse, pero cuando empatamos, ellos volvieron a dar un paso adelante y ahí fue cuando se echó en falta a ese “pegamento” en el centro del campo; cuando digo “pegamento” me refiero a jugadores que hacen una labor de unión entre la defensa y el ataque y que saben mantener su presencia en los momentos importantes, haciendo más espesa la evolución del juego del contrario, como son Pedraza o Baba en nuestro Mallorca.
Parece que es casi todo crítica y realmente la temporada está siendo realmente sensacional y debería haber muchas más alabanzas que recriminaciones, pero ya se sabe que todos queremos más y sobre todo cuando afinando un poquito más nos vemos aspirantes claros a estar el año que viene en Primera.

No quería pasar por alto la actuación arbitral porque no recuerdo una en la que se hayan cometido tantos errores decisivos; ha perjudicado a los dos equipos (alguno dirá que entonces ha sido equitativo) pero goles en claros fuera de juego, alguna falta clara al portero no señalada, penalti más que dudoso, errores de concepto en algún fuero de juego y algún detalle más, hacen que este partido se tenga que ver en los cursos de arbitraje.

Lo bueno es que la semana que viene vamos a sumar 3 puntos y además descansamos. Veremos si nos vuelve a meter en puestos de play-off y nos empuja a dar otro golpe encima de la mesa el domingo 14 a las 16 h y nos comemos unos “pajaritos”.

Dejar respuesta