Alba Torrens, con 25 puntos, dirige a España a los cuartos de final (85-70)

Gran victoria de la Selección Femenina en Tokio 2020 ante Serbia (85-70). Un triunfo con sabor a revancha después de la eliminación en los cuartos de final del EuroBasket de Valencia 2021 y que acerca a España a los cuartos de final de los Juegos Olímpicos.

Las de Lucas Mondelo, que cumplió su partido 150 como Seleccionador, llegan con un 2-0 y un +19 al último partido de la fase de grupos, a las 3:00 de la madrugada del sábado 31 al domingo 1 de agosto.

Con la inclusión de Silvia Domínguez en el quinteto por Laia Palau respecto al debut ante Corea, España y Serbia completaron un primer cuarto de altísimo nivel (19-20). Alba Torrens olvidaba pronto el desacierto del encuentro anterior y recuperaba la confianza para acabar con una sobresaliente actuación (25 tantos). Bien secundada por Astou Ndour, de nuevo dominadora en la pintura con un 20+9. Por su parte, las vigentes campeonas de Europa comenzaron cargando su juego cerca de la canasta con Krajisnik y Jelena Brooks como puntales.

Yvonne Anderson dio un impulso a Serbia en el segundo periodo, que con un 21-31 se hizo con el mando en el marcador. 21-31 Anderson. Momento crítico en el que aparecieron Cristina Ouviña (quien rozó el triple-doble con un 10+8+8) y Silvia Domínguez y de nuevo Alba para dar templanza y recortar diferencias (27-31). Brooks continuaba siendo una amenaza, pero el trabajo de Ndour bajo el aro dejaron un 41-44 muy abierto al descanso.

El paso por el vestuario no le sentó bien a una España desconectada en ataque. Serbia continuaba mostrando un notable acierto exterior y amenazaba con romper el partido. Momento crítico con 43-52 en el marcador. Momento en el que Maite Cazorla emergió para desatascar la ofensiva de una España que, de repente, recuperó la alegría en el juego. La base canaria acabó el encuentro con cinco triples (cuatro en un tercer periodo) mágico que le permiten igualar el tope de tiros de tres puntos anotados por una española en los Juegos (los cinco de Amaya Valdemoro ante Malí en Pekín 2008).

El acierto y descaro de Cazorla cambiaron por completo la dinámica del encuentro. Ouviña lideraba el ataque y una bandeja de Carrera y un nuevo triple de Maite devolvían a España la iniciativa en el marcador.

Serbia no bajó los brazos, pero Alba Torrens continuó sumando en ataque para una Selección lanzada en la que Astou Ndour se encargó de acabar con el último intento de reacción balcánica. Una victoria reparadora y de prestigio que nos recuerda que siempre hay que confiar en el equipo que dirige Lucas Mondelo.

Dejar respuesta