48 horas para reflexionar y reaccionar ante la cercanía del abismo

El Real Mallorca en Son Bibiloni
El Real Mallorca en Son Bibiloni

El Real Mallorca necesita una reacción de inmediato para poder luchar por la permanencia. Un objetivo que se antoja más que complicado a falta de 8 partidos para terminar la liga y después de observar las sensaciones que ofrece el equipo y el mismo club.

La plantilla mallorquinista, dirigida por Sergi Barjuan, regresará a los entrenamientos en la jornada de este miércoles, después de dos días de reflexión. 48 horas que deben servir para olvidarse de la nefasta temporada y centrarse en ganar el domingo al Córdoba en Son Moix. Es la última bala que queda en la recámara y tanto plantilla como el mismo entrenador deben tomarse el partido como una final. Sólo vale la victoria, el empate es una derrota y de ello deben darse cuenta los protagonistas.

El Real Mallorca no puede salir al terreno de juego a especular, debe poner toda la carne en el asador, con intensidad, agresividad, velocidad, dinamismo. Todo lo que no se ha visto en las últimas semanas y que la afición demanda de forma desesperada.

Los milagros en el fútbol existen, pero para ello se deben buscar y hasta el momento no lo ha buscado. Es más parece haber levantado la bandera blanca y rendirse. Esperemos que el domingo la bandera se convierta en color rojo.

Dejar respuesta